SIN SABER DE LETRAS


Zombis del sistema

Lunes, 17 Julio 2017 14:36 Visto 182 veces

Esa mañana salimos temprano de casa con rumbo a Barahona. Mi hermano me había manifestado su interés de que viajáramos en familia a Bahía de Las Águilas, que, aunque está en otra provincia mucho más lejana, después que estuviéramos ahí era mucho más fácil llegar a Pedernales.

El motivo principal del viaje era dar un pésame a un buen amigo, al cual le había fallecido su padre el día anterior y de camino a nuestro destino decidimos hacer una parada de conocimiento en un santuario que se encuentra en Las Tablas de Baní. Así lo hicimos y lo allí ocurrido dio título a este escrito.

Por ser temprano nos encontramos, como es natural, con pocas personas. Al momento de irnos, mi hermano, disimuladamente, entregó una ofrenda a la persona encargada de salvaguardar el lugar. Sin embargo, yo cometí el error de sacar dinero y dárselo en público y le pedí que lo compartiera con unas tres o cuatro personas que estaban ahí.

Digo que fue un error porque en fracciones de segundos, como si hubiesen podido oler el dinero, el lugar se llenó, salidos de la nada, de individuos, de ambos sexos y edades que reclamaban su parte de lo recibido. Zombis del sistema que salían desde las casas más lejanas hasta la más cercana, que también estaban bastantes retiradas, que caminaban con las miradas perdidas. En su mayoría lánguidos, a medio vestir.

Esa fue una experiencia desoladora, llena de una realidad que desborda en miseria la pobre gente de mi pueblo blanco, que como bien decía aquel, “vivimos en un país rico pobremente administrado”.

Lo último de Roberto Tejada

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.