FACULTADES


Develizan busto en honor al doctor Antonio Zaglul

Domingo, 01 Noviembre 2015 13:37 Visto 1225 veces

PUBLICADO POR :

Carlos Cuello

El doctor Mejía dijo que Zaglul fue el investigador que le cambió el rostro a la salud mental con sus aportes a la psiquiatría y como ser humano fue su estilo el de un gran humanista.

 

La Facultad de Ciencias de la Salud develizó un busto en honor al destacado médico psiquiatra Antonio Zaglul Elmudesi, en reconocimiento a sus aportes a la medicina y a esa unidad académica. La actividad se llevó a cabo en frente de la facultad, ubicada en el antiguo hospital Marión, en la avenida Correa y Cidrón, donde además se depositó una ofrenda floral. El develizamiento fue realizado por el decano, doctor Wilson Mejía y el hijo del extinto Profesor Meritísimo , Miguel Zaglul.

El doctor Mejía dijo que Zaglul fue el investigador que le cambió el rostro a la salud mental con sus aportes a la psiquiatría y como ser humano fue su estilo el de un gran humanista. Dijo que en el año 2008 la facultad decidió crear la cátedra extracurricular de siquiatría “Antonio Zaglul”, “por la gran valía académica, científica y humanística de este ser humano”, agregó.

Expresó que la finalidad de la creación de esa cátedra es que sus alumnos conozcan sus antepasados do centes, capacitarlos a través de ella y hacer reconocimientos a los grandes académicos de la facultad. De su lado, el hijo de Zaglul agradeció la distinción en nombre de la familia, ante decenas de personas que se encontraban en el lugar, entre ellas directores de escuelas, departamentos, profesores y estudiantes.

SU BIOGRAFIA

El doctor Zaglul Elmudesi nació en San Pedro de Macorís el día 2 de abril de 1920. Hijo de los esposos Don José Miguel Zaglul y Doña Clara Elmudesi, ambos de origen libanés, radicados en la República Dominicana. Se graduó de médico en la Universidad de Santo Domingo, con especialidad en Madrid, España. Realizó estudios sobre las enfermedades mentales y sus procesos de sanación.

Fue director del hospital psiquiátrico Padre Billini, en un periodo histórico en el que los enfermos mentales no eran considerados como gente (bajo la dictadura de Trujillo). Fue cancelado de dicho hospital en el 1960 y se exilió en Puerto Rico, donde trabajó como médico en el hospital psiquiátrico de Río Piedras. A la muerte del tirano volvió a su país y trabajó como catedrático en la UASD, habiendo alcanzado la posición de decano de la Facultad de Ciencias Médicas y obtenido de esta institución académica la distinción de Profesor Meritísimo.

Publicó varios libros, entre los cuales figuran: “El apasionante tema de la locura”, “Mis 500 locos” y “Despreciada en la vida y olvidada en la muerte” (biografía de Andrea Evangelina Rodríguez, la primera mujer que estudió y ejerció medicina en la República Dominicana). En 1982 fue nombrado embajador, primero en España y después en la Santa Sede. Murió en 1996 a causa de un cáncer en el estómago, contra el cual luchó por más de 20 años

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.